Pastelitos japoneses (Pervertidos Japoneses)

Pastelitos japoneses (Pervertidos Japoneses)

109_2img_assist_custom



La gastronomía japonesa nunca dejará de sorprenderme. Y si no me crees, mira cómo se les ha ocurrido empaquetar estos pastelitos. Sobran las palabras.

Por poco más de unos 400 yenes se venden. Lo malo es que hay que ir al mismísimo Japón a por ellos (pero bueno, es una razón más para ver mundo).

Eso sí, supongo que estas cosas es para comérselas uno en casa, que no me quiero imaginar las caras que pueden poder los transeúntes cuando te vean darle un mordisco a una teta por la concurrida Tokio, por muy dulce que sea.
Y ahora, las preguntas del millón: ¿De qué estarán rellenas?, ¿acaso algún japonés oyó hablar del queso de tetilla y lo ha adaptado a la realidad japonesa?, ¿se tratará de una campaña para publicitar “Sin tetas no hay paraíso” en la tierra de Shin Chan?

Chica Virtual Japonesa (Que Pervers xD)

Gracias a la empresa japonesa Geisha Entertainment, se ha lanzado al mercado (actualmente sólo en el Japonés), la llamada “Dennou AR Figures” AR es de “Augmented Reality” o en español: Realidad Aumentada. Las figuras en cuestión son virtuales, y se activan por medio de un software, una cámara web y otros artilugios para interactuar con tus nuevas amiguitas virtuales. El sistema funciona igual que con el juego “Eye of Judgement” de ps3, que por medio de la cámara EyeToy se le pueden agregar imágenes virtuales a las imágenes reales.

Simplemente instalas el software en tu PC y pones el cubo especial frente a la cámara, para que el software proyecte una imágen tridimensional de tu chica sobre el cubo y la veas a través de la pantalla (obviamente, o que creías? Esto no es Star Wars, chamaco). Adicionalmente podrás mover el cubo para mover a tu chica virtual y le puedas ver los calzones… y hasta una manita de plástico para hacerle cosas inadecuadas. No diré más, pero te dejo el video. Estos japoneses pervertidos… afortunadamente estas cosas no se venden por estas tierras, o sería un golpe duro a la moral, ¿no lo creen?… ¿No lo creen?… Diablos, voy a tener que llamar a mi importador. Con permiso muchachos.

Visita el sitio oficial de Geisha Entertainment